¿Se pueden vender vacunas en la farmacia?

- Categorías : Blog

La vacunación es un tema recurrente en estos días, centrada en la actualidad por el COVID 19, que todos esperamos esté lista lo más pronto posible. Pero hay otros tipos de vacunas, algunas de las cuales podemos encontrar en oficina de farmacia y otras en centros autorizados.

¿DÓNDE COMPRAR VACUNAS?

Para comprar una vacuna en la oficina de farmacia es necesario que la dispensación se haga tras recibir una prescripción por parte del médico, es decir, es necesaria la receta médica para dispensar libremente una vacuna en el mostrador. Pues cuando hablamos de vacunas, hablamos de medicamentos biológicos. Es decir, no está permitida su sustitución sin autorización expresa del médico prescriptor.

A nivel de vacunas, asociamos el otoño-invierno a la vacunación de la gripe estacional, ya que en este periodo es cuando se lleva a cabo cada año la campaña de vacunación contra esta enfermedad. Este año, ante la coexistencia del virus de la gripe con el COVID-19, cobra especial importancia la vacunación frente a la gripe, especialmente en ciertos colectivos de riesgo. El objetivo es evitar complicaciones y evitar una sobrecarga del sistema asistencial.

¿QUÉ VACUNAS VENDEN LAS FARMACIAS?

La Comunidad de Madrid comenzará a vacunar frente a la gripe estacional el próximo 17 de octubre en más de 700 puntos de vacunación, centros de salud, consultorios locales del Servicio Madrileño de Salud y residencias de mayores y centros municipales de Madrid capital.

Habitualmente los pacientes solían acudir por el fácil acceso a su centro de salud a vacunarse. Aunque en ocasiones también podían adquirirla en oficinas de farmacia. Sin embargo este año encontramos una circunstancia distinta, pues en las oficinas de farmacia se prevé disponer de un menor número de dosis. Ya que tanto desde el ministerio de Sanidad, como desde las diferentes autonomías han optado este año porque la vacunación de la gripe estacional en principio se lleve a cabo fundamentalmente en centros de salud y centros de vacunación adquiriendo para ello casi 13 millones de dosis dejando al canal farmacéutico sin opciones.

Desde los diferentes colegios de farmacéuticos y desde el propio Consejo General se ha ofrecido a la Consejería de Sanidad la red de farmacias para desde cada una apoyar estas campañas de prevención, convencidos de que este tipo de actuación sanitarias son necesarias. Así se facilitaría la vida a los ciudadanos y se descargaría al sistema de salud si las farmacias se convirtieran en puntos de vacunación.

¿PUEDEN LOS FARMACÉUTICOS ADMINISTRAR VACUNAS EN LA FARMACIA?

Son muchos los países que han dado este paso sin mayor problema. Permitiendo a los farmacéuticos a administrar vacunas. Esto supondría una mayor cobertura vacunal pues el acceso a la red de farmacias no es el mismo que a los centros autorizados hasta ahora.

En los centros de salud también se suelen administrar las vacunas obligatorias conforme al calendario vacunal oficial. Aunque también encontramos vacunas no financiadas administradas fuera del calendario. En este caso, éstas se pueden adquirir en las farmacias siempre acompañándolas de una receta médica.

Otro tipo que podemos encontrar en las farmacias son las vacunas antialérgicas individualizadas, en las que el paciente lleva la receta a la farmacia. Después, ésta se encarga de gestionar el pedido directamente al laboratorio que la elabora y posterior dispensación al paciente.

También existen vacunas para prevenir enfermedades infecciosas en viajes internacionales. En caso de tener previsto realizar un viaje internacional, debemos acudir mediante cita previa al Centro de Vacunación Internacional más cercano. Así, tras comunicar los datos del viaje, pueden dispensarnos allí algunas vacunas necesarias y/o facilitarnos las recetas médicas necesarias para la adquisición de las vacunas apropiadas a través de una oficina de farmacia.

TRANSPORTAR Y CONSERVAR VACUNAS EN LA FARMACIA

En cuanto al transporte y almacenaje, en la oficina de farmacia es fundamental llevar un control de la temperatura de almacenaje. Especialmente en vacunas que se conservan en nevera. Así como avisar al paciente al realizar la dispensación de cómo transportar y almacenar la vacuna, siguiendo las recomendaciones del fabricante. Al dispensarla se puede disponer de acumuladores de frío y bolsas isotérmicas para facilitar el transporte de este tipo de vacunas al cliente. Aunque bien es cierto que existen también vacunas que no necesiten especiales condiciones de conservación, lo que hará más manejable su transporte y administración.

Share

Añadir un comentario