ROCHE POSAY Substiane 40ml
zoom_out_map
chevron_left chevron_right

ROCHE POSAY Substiane 40ml

 

La Roche Posay desarrolla tratamientos recomendados por dermatólogos indicados para el uso diario de todas las pieles incluso las más sensibles.

La Roche Posay desarrolla tratamientos recomendados por dermatólogos indicados para el uso diario de todas las pieles incluso las más sensibles.

 

 

34,00 € (impuestos inc.) 28,10 € (impuestos excl.)
Impuestos incluidos

 

Indicaciones:La Roche Posay Substiane 40ml. Pro-Xylane inaugura una nueva forma revolucionaria de pensar en el envejecimiento. Es un precusor de la sustancia cutánea: una molécula madre capaz de integrarse en los tejidos vivos para ayudarlos a reconstruir su propia sustancia.
Propiedades: El Pro-Xylane actúa en el corazón de la piel. Mimetiza la xilosa (azucar) naturalmente presente en la piel y se integra de forma inmediata y duradera. El Pro-Xylane actúa como un imán molecular que atrae los componentes de glicosaminoglicanos, para reconectarlos y reconstruir una amplia red. Esta red es capaz de retener varias veces su peso en agua y nutrientes, reforzando la sustancia fundamental y consiguendo cada día una piel más densa y rellena. Enriquecida en agua y nutrientes, la piel se re-sustancia en profundidad. La capacidad de síntesis se optimiza gracias al Pro-Xylane, para recuperar una apariencia más joven.
La Roche-Posay ofrece hoy la mayor concentración en Pro-Xylane jamás formulada para un tratamiento. Una máxima eficacia sin comprometer la tolerancia.
La piel madura es una piel que ha perdido la tonicidad y la firmeza. Esta reducción del sostén global de la estructura cutánea, se asocia a un déficit en la densidad de la dermis, que se produce principalmente por una pérdida de la sustancia fundamental, un gel de glicosaminoglicanos, componentes esenciales rellenos de agua, dónde se encuentra el colágeno que estructura la piel y las células que lo producen. Garantiza el volumen de la piel y la cohesión de los tejidos. 
Al envejecer, la piel cambia, en parte a causa de las modificaciones que se producen después de la menopausia, causadas por factores externos com la exposición al sol; la piel se convierte en una piel madura. El signo más alarmante de la piel madura es la pérdida de la sustancia fundamental. Los glicosaminoglicanos se desconectan, dejando escapar el agua. El metabolismo de las células se ralentiza: por falta de hidratación y nutrientes la producción de colágeno disminuye y la cohesión dermo-epidérmica se hace menos fuerte. 
La piel pierde su sustancia y se marchita. Los contornos del rostro se hunden, se modifica su fisonomía: aparece más cansado, falto de tonicidad. 

 

Indicaciones:La Roche Posay Substiane 40ml. Pro-Xylane inaugura una nueva forma revolucionaria de pensar en el envejecimiento. Es un precusor de la sustancia cutánea: una molécula madre capaz de integrarse en los tejidos vivos para ayudarlos a reconstruir su propia sustancia.

Propiedades: El Pro-Xylane actúa en el corazón de la piel. Mimetiza la xilosa (azucar) naturalmente presente en la piel y se integra de forma inmediata y duradera. El Pro-Xylane actúa como un imán molecular que atrae los componentes de glicosaminoglicanos, para reconectarlos y reconstruir una amplia red. Esta red es capaz de retener varias veces su peso en agua y nutrientes, reforzando la sustancia fundamental y consiguendo cada día una piel más densa y rellena. Enriquecida en agua y nutrientes, la piel se re-sustancia en profundidad. La capacidad de síntesis se optimiza gracias al Pro-Xylane, para recuperar una apariencia más joven.

La Roche-Posay ofrece hoy la mayor concentración en Pro-Xylane jamás formulada para un tratamiento. Una máxima eficacia sin comprometer la tolerancia.

La piel madura es una piel que ha perdido la tonicidad y la firmeza. Esta reducción del sostén global de la estructura cutánea, se asocia a un déficit en la densidad de la dermis, que se produce principalmente por una pérdida de la sustancia fundamental, un gel de glicosaminoglicanos, componentes esenciales rellenos de agua, dónde se encuentra el colágeno que estructura la piel y las células que lo producen. Garantiza el volumen de la piel y la cohesión de los tejidos. 

Al envejecer, la piel cambia, en parte a causa de las modificaciones que se producen después de la menopausia, causadas por factores externos com la exposición al sol; la piel se convierte en una piel madura. El signo más alarmante de la piel madura es la pérdida de la sustancia fundamental. Los glicosaminoglicanos se desconectan, dejando escapar el agua. El metabolismo de las células se ralentiza: por falta de hidratación y nutrientes la producción de colágeno disminuye y la cohesión dermo-epidérmica se hace menos fuerte. 

La piel pierde su sustancia y se marchita. Los contornos del rostro se hunden, se modifica su fisonomía: aparece más cansado, falto de tonicidad. 

 

 Para más información: www.laroche-posaye.es

 

252369